logo CDMX sustentable
header_agua

Suelo de conservación: nuestra principal fuente local de agua en la CDMX

NUESTRAS FUENTES DE AGUA


Suelo de conservación: nuestra principal fuente local de agua en la CDMX ocupa poco menos de 150 mil hectáreas, la séptima parte de la Cuenca de México. A pesar de su breve extensión, alberga una gran riqueza ecológica y cultural, que da a nuestra sociedad enormes beneficios ambientales y sociales.

infografía suelo conservación

Nuestro territorio se divide en suelo urbano (SUDF) y suelo de conservación (SCDF). El suelo de conservación se localiza principalmente al sur y surponiente de la CDMX. En el SCDF habita casi una cuarta parte de la población de la CDMX.

El SCDF es una región crítica vital para el bienestar de quienes vivimos en la ciudad y la Zona Metropolitana, por los servicios ambientales que nos da, entre ellos, la recarga de los mantos acuíferos. Se calcula que de estas fuentes obtenemos entre 60 y 70% del agua que consumimos y que la capacidad de infiltración al acuí­fero es de 165 millones de m3/año, cantidad muy importante para la recarga de los mantos acuíferos. También, es importante mencionar, que en el SCDF se aprovechan 76 manantiales con un caudal de 850 l/seg., los cuales abastecen de agua a los poblados rurales y las zonas urbanas del surponiente de la ciudad.

Suelo de conservación Nuestro suelo de conservación está sometido a diversas presiones que paulatinamente alteran sus condiciones naturales y disminuyen su capacidad para proporcionar servicios ambientales. El deterioro de los bosques en la CDMX, está asociado con cambios en el uso del suelo, crecimiento de asentamientos humanos, degradación de las masas boscosas por incendios, tala ilegal y sobrepastoreo; así­ como erosión y pérdida de suelo orgánico. Se estima que anualmente se pierden entre 150 y 200 ha de bosques y zonas agrícolas, principalmente por el avance de la mancha urbana, lo que repercute drásticamente en la cantidad de agua que se infiltra al subsuelo, ya que se estima que por cada hectárea que se urbaniza la recarga se ve reducida en promedio en 2.5 millones de litros de agua al año.

Suelo de conservación Por su enorme biodiversidad de animales y plantas y por los importantes beneficios ambientales que nos brinda, el suelo de conservación es un tesoro que tenemos la responsabilidad de conocer, proteger y conservar. La sociedad y el gobierno debemos asumir importantes retos para conservar el SCDF y con ello garantizar no sólo nuestra calidad de vida sino también la viabilidad de la vida de las futuras generaciones. Tu participación hace la diferencia. ¡Protejamos juntos/as nuestro suelo de conservación!